Cuando intentamos establecer el tiempo para hacernos un traje de novia, generalmente lo ubicamos alrededor de 9 meses. Este sería para nosotros el tiempo ideal para la confección de un traje de novia a la medida de tus sueños.

Hoy en día muchos factores inciden en que esta realidad no sea tan “real” como creemos. Las dificultades económicas de nuestro país y la incidencia de estas en las posibilidades de obtener divisas para la importación, hace que a veces no dispongamos de las telas, hilos, y elementos indispensables para la confección de un traje de novia. Muchas veces la espera por la tela ideal puede demorar meses, sin respuestas satisfactorias.  Por ello el tiempo perfecto quizás haya que extenderlo a un año, para trabajar con tranquilidad y ajustar el traje a la medida de tus sueños.

Esta misma situación, ha influido haciendo que la planificación a largo plazo sea desplazada por proyectos de menor duración. La razón principal: la inflación, que nos genera tal nivel de angustia, que es muy difícil luchar contra ella durante un año, ya que las posibilidades de ganarle la batalla son realmente mínimas. Por ello las parejas prefieren resolver todo de inmediato, matrimonio, boda, recepción y que sea lo que Dios quiera.

En este caso, el tiempo que tenemos para la realización del traje se acorta. ¿Es lo ideal? No, por diversos factores. El primero de ellos tiene que ver con la actitud de la novia, debe saber que tiene que tener muy clara la idea de sus deseos y trabajar con lo que está disposición. No empeñarse más de la cuenta en lo que podría ser un capricho, ya que esta actitud podría impedir que su vestido esté en el tiempo indicado.

Otra de las razones por la que el tiempo reducido influye negativamente en la confección del traje, es que pude acelerar el sentimiento de frustración que toda novia experimenta antes de su boda. Esa actitud pesimista y duda en la que hasta el novio entra en revisión, suele resultar aún más crítica, por la misma presión que ejerce saber que se cuenta con poco tiempo.

Si estás en esta situación, lo más recomendable en volver la vista al futuro, asegurarse todos los días de haber tomado la decisión correcta y creer, es decir, tener fe, tanto en tu pareja, como en tu familia, y sobre todo de nuestro profesionalismo. Si ya te dimos la palabra de que tu vestido estaría tiempo y asumimos el compromiso de realizarlo en el tiempo acordado, así será y con un alto nivel de satisfacción.

¿Te gustó? Compártelo en tu red preferida.....

junio 7, 2018